La nutrición deportiva te ayuda a la superación, optimizando tus recursos energéticos y enseñándote a alimentarte, tanto en la precompetición como en el momento de la prueba.

Lo importante es que dependiendo de los objetivos finales del deporte que realizas y de tus entrenamientos, la nutrición hace hincapié en unos u otros alimentos.




 La nutrición deportiva cubre todos ciclos del deporte: el descanso, la fase activa y la de recuperación.  

Tiene como principal objetivo el desarrollo de las capacidades de los deportistas.


 

   

¡¡¡No te conformes con menos!!!




 

IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN ADECUADA EN EL MOMENTO ADECUADO

Para comprender la importancia que desempeñan la nutrición en el rendimiento del deportista, podemos asemejarlo al papel que juega el combustible, tanto en cantidad como en calidad, para el coche de un piloto. Por tanto, una buena dieta junto con un adecuado entrenamiento será nuestra garantía para conseguir el objetivo deseado.

Estas dietas deberán adecuarse a las necesidades y rendimiento del atleta. Teniendo en cuenta el periodo o momento en el que se encuentra (pre competición o competición) siempre se debe garantizar unas reservas ajustadas a la demanda del ejercicio a realizar.  Así durante la competición debemos asegurarnos de contar con el aporte adecuado para afrontar con éxito el momento de máxima requerimiento. Todo sin olvidar que después de la competición debemos tener una fase de recuperación (re-generativa).

Durante los periodos de descanso se realizarán dietas de mantenimiento que eviten  el posible aumento de peso del deportista, como consecuencia de una disminución del entrenamiento.