Especialistas en  TU SALUD e IMAGEN
           

  TATTOO OUT  & LÁSER


        Existen varias formas de eliminar un tatuaje:

  • Láser: Los tatuajes pueden eliminarse gracias al efecto fotomecánico del láser, que actúa sobre las partículas de pigmentos que hay en el color del tatuaje.Estas se rompen en otras más pequeñas consiguiendo, pasado un un mes, la limpieza progresiva de la piel (eliminando esas partículas de pigmento).
  • Ácido láctico: Este último es un método relativamente nuevo en el mundo del tatuaje pero muy utilizado en medicina para temas de la piel. Una sustancia con base de ácido láctico se inyecta (con un micromotor) sobre la zona a tratar. Una vez introducido en la piel, el líquido entra en contacto con las células scavenger (macrófagos) que hasta ese momento protegían las moléculas de color, haciendo que pierdan su adherencia y desprendan el color del tatuaje (todos los colores).

El número de sesiones necesarias para quitar tatuajes depende de muchos factores como el color, zona, antigüedad o profundidad. La media de sesiones para un tratamiento completo suele ser de 6 a 8, mejorando mucho la efectividad al poderse combinar las técnicas descritas.

VENTAJAS

Menor cantidad de tratamientos

Respecto al láser, el número de tratamientos combinando las técnicas es notablemente inferior. Para tatuajes pequeños y en función de la forma, por lo general se requieren de tres a cuatro tratamientos. Por ello la eliminación de un tatuaje resulta mucho más económica que si fuera solo con el láser.

•Eliminación de todo tipo de colores de tinta

Poder remover colores como el verde, azul claro y amarillo (difíciles para el láser), incluso el blanco (imposible para el láser), hacen de esta técnica la mas efectiva del momento.