TOXINA BOTULÍNICA 

 

La aplicación de la toxina botulínica (botox), relaja los músculos faciales difuminando las arrugas de expresión, elevando las cejas  y confiriendo a la cara un aspecto joven.